La etiqueta es la mejor fuente de información para el consumidor Las etiquetas deben ser instrumentos sencillos y serios para brindar información al consumidor. le informan el nombre del producto, sus características como: el contenido neto, el peso escurrido, el nombre y la dirección del fabricante, el país de origen, la fecha de vencimiento, la identificación del lote, las instrucciones para el uso y conservación; así como el permiso del Ministerio de Salud. La etiqueta no es un simple adorno.

Los datos que allí se proporcionan son esenciales para los intereses del consumidor saber interpretar su contenido es fundamental a la hora de adquirir los productos.

El etiquetado es la herramienta más fiable para informar a las personas consumidoras, ya que proporciona información objetiva del producto y de quien lo comercializa. Además, la etiqueta es también un instrumento de protección y nos permite comparar entre distintos productos para poder escoger el que más nos convenga.